LO QUE TE PUEDES DESGRAVAR POR VIVIENDA DE ALQUILER

Acaba de comenzar el período de presentación de la declaración de la renta 2019.

Conocer la deducción por alquiler de vivienda en la renta 2019 para un propietario que tiene una vivienda en alquiler es importante en este período en el que estamos inmersos y es fácil que te surjan preguntas.

Sobre todo, si eres una persona que ha puesto una vivienda en el mercado de alquiler,  saber qué puedes desgravar por vivienda de alquiler.

Si nos centramos en aquellas personas o empresas que tienen viviendas en alquiler u otros bienes inmuebles alquilados, conocer todo lo que puedes deducir por una vivienda de alquiler es algo fundamental.

El período para la presentación de la renta del ejercicio 2018 se inició el 1 de abril y dura hasta el próximo 1 de julio.

Si tienes pensado presentar la declaración de la renta por internet, ya puedes acceder a la página de la agencia tributaria para presentar tu borrador de la renta 2018 y patrimonio.

Si por el contrario prefieres hacerlo de forma presencial, el plazo comienza el 14 de mayo, aunque lo recomendable sería pedir cita en Hacienda  a partir del 9 de mayo que es cuando abren la agenda para solicitarla.

La Declaración de la renta contempla poquitas deducciones en lo que se refiere a vivienda en alquiler.

Solo en aquellos contratos de alquiler anteriores al año 2015 se contempla una deducción estatal del 10 por ciento sobre las cantidades pagadas, siempre que la base imponible del inquilino sea menor de 24000 €.

Eso es lo único que se puede deducir el inquilino en la declaración de la renta de 2018.

El propietario por su parte tiene que hacer una cuenta clara.

Sumar todo lo que cobra y restar las deducciones que permite hacienda en la declaración de la renta que presentamos ahora en 2019 sobre el ejercicio anterior.

Sumar todos los ingresos anuales, restarle las deducciones que tiene la ley, todos los gastos que repercutan en el piso que no sean mejoras.

Por ejemplo, aquí podríamos incluir gastos de ibi, los gastos de la comunidad de propietarios, el seguro de hogar, el seguro de impago, amortizaciones (tanto del inmueble como de los muebles que haya dentro de la vivienda),…

Restando todas estas deducciones que permite hacienda, obtenemos el rendimiento neto y sobre eso nos permite hacer una reducción del 60%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.